Trinomio...la luz, tú y yo

Un consejo...

seguidores

My Great Web page

Bienvenidos

cuantos pasasteis por aquí?

viernes, 9 de septiembre de 2011

Mujer amada


A todas las mujeres que se sientan amadas...desde el corazón




Te despiertas por la mañana sabiendo que eres única entre cientos de miles.
Desprendes aroma a cada paso que das, con tu pelo enmarañado entre los dedos.
Los días aunque sean amargos tienen su encanto, te sabes querida y fuerte, voráz;
dejas un aroma a mujer que percibes tu misma, te sientes bella, aún dudándolo, recuerdas palabras que te resuenan en tu cabeza, las palabras sinceras que alguien te dijo.
Tus dolores son transformados velozmente en armonia, abres ventanas, entra la luz;
oyes como palpita tu corazón, te sientes amada, por las personas que te quieren.
Convierte monotonias en sueños realizables, en estados de alegría, en fuerza, en ternura, en sobresaliente nota, todo lo que toca lo convierte en felicidad, para ella misma y la devuelve duplicada a quien quiere.
Reduca los problemas, los hace sencillos, pierde sus miedos, juega con el presente haciendolo propio y mostrándolo apacible.
La mujer que se siente amada, la mujer que desborda con sus ojos la felicidad de ser mujer, de ser extremadamente sofosticada y a la vez sencilla y serena, capaz de derramar una lágrima ante un verso, ante una palabra, cuando mira una flor... cuando hace que la vida sea vida, emocionante y distendida, elocuaz, transmisora, receptora...la mujer amada.
Especial y sensible, pero consecuente, pasa desapercibida para lo que no tiene importancia ama a los suyos, los cuida, los hace eternos, duraderos y irremplazables.
Toda mujer que se siente amada por un hombre, querida por un hijo, adorada por unos  padres, revitaliza su cuerpo y su mente para dar de sí lo mejor en cada instante, a cada momento
no tiene final ni principio, simplemente es mujer amada.

 (by fran)



BELLEZA

1 comentario:

Rosasinmás dijo...

El amor todo lo transforma. A la mujer , al hombre, a todos... Todos somos mejores, más felices cuando tenemos la seguridad de ser queridos.
Un abrazo Fran.

comentarios