Trinomio...la luz, tú y yo

Un consejo...

seguidores

My Great Web page

Bienvenidos

cuantos pasasteis por aquí?

jueves, 8 de marzo de 2012

La mano que mece la cuna....

8 de marzo.........día internacional de la mujer.




Si cierro los ojos, y pronuncio ese nombre, me siento pacificado
ella me dio la oportunidad de nacer, de poder aprender, equivocarme, caer y levantarme, sufrir, amar, reír, llorar....
Soy partícipe de crear la culminación de la vida, además el destino quiso que fuese niña, algún día mujer.
Me pregunto que nos tiene que suceder más, para darnos cuenta que todos somos semejantes, que es tu mirada la que nos hace distintos,el como enjuiciamos simplemente por el sexo, raza, situación social, posición económica y demás prejuicios.
El porqué la capacidad mental o la fortaleza física hacen que nos creamos importantes o diferentes, la intolerancia es un arma peligrosa, y un ejercicio que nos debieron inculcar hace ya muchas generaciones, quizás, solo quizás la situación seria distinta.
El hombre, como tal, ejecuta sus actos muchas veces atroces, la mujer oprimida o erróneamente mujer, pertrecha los suyos, y de esa manera el espiral en el cual nos vemos todas las sociedades involucrados, llega a las situaciones de estos tiempos, tan rápidos y evolucionados que no dejan de devolvernos a pasados negros, fríos o tiempos malgastados.
De esa manera creo que ciertamente  hemos aprendido poco o ciertamente nada, porqué ni el hombre debe de ser tan hombre como le han enseñado, ni la mujer tan mujer.
Dichoso equilibrio ese que, desde la infancia, deberían de intentar inculcarnos, mediante el diálogo, el respeto, la comprensión, tolerancia y demás palabras que muchas veces todos utilizamos a nuestra forma y conveniencia.
Si desde hace siglos, todos hubíesemos sido conscientes de quien somos realmente, nos habríamos ahorrado tener lo que a día de hoy nos concierne, nos lastra, muchas veces sin darnos cuenta, gracias al influjo de la políticas, religiones, clases sociales y
el poderoso eje que todo esto mueve, el dinero. Es entonces cuando quizás no tendríamos días internacionales de la mujer, ni de la infancia, ni del dolor, ni a favor del medio ambiente,
porque, en la utopía de estas letras, nos veríamos todos como lo que somos...humanos iguales.




                                ..........en voz baja....(by fran)















2 comentarios:

Isabel dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que escribes, a estas alturas deberiamos saber, que todos los seres humanos somos igual de valiosos, sin importar el sexo o la raza.
Nos creemos superiores sin darnos cuenta de que no somos nada mas que viajeros que en un suspiro llegarán a su destino y fin.

Fran Luque dijo...

Cierto amiga, un camino que parece lento pero que nos absorbe sin darnos cuenta, gracias por tus reflexiones, saludos.

comentarios